segundo chakra.jpg

El segundo chakra está intimamente ligado a la imaginación, el deseo, la pasión, la dualidad y las polaridades, principalmente con la creatividad. El elemento asociado con el segundo chakra es el agua.

Veamos las cualidades del agua: el agua fluye y se mueve libremente, pero no corre hacia arriba de las colinas; por la fuerza de la gravedad. El agua no tiene forma determinada, como son los sentimientos, que tampoco son permanentes.

Una persona con la visión del segundo chakra ve el mundo en función de sus sensaciones, de sus deseos, sus impulsos. Ve todo como objeto sexual, porque el sexo representa la búsqueda de una polaridad que la persona necesita para salir de sí misma.

Al contrario del primer chakra de visión del mundo singular, segura y aislada, el segundo sacra necesita de los otros. La estimulación del segundo chakra es en relación con los otros. Una persona con el segundo chakra desarrollado tiene opiniones precisas, distinciones claras.

El lenguaje del segundo chakra es sensual, colorido y tiene como fin la seducción del otro. Es flexible y fluido como el agua. Es como el arte del coqueteo en donde todo lo que se dice tiene connotación sexual sin decir nada directamente sexual.