equilibrar los chakras.jpg

Hemos dicho que los chakras son centros de energía en nuestro cuerpo físico que nos permiten vivir el día a día, si estos chakras se encuentran abiertos o cerrados influirán definidamente en la percepción del mundo que nos rodea.

Nuestros trastornos emocionales o fisicos se presentan cuando alguno de nuestros chakras se encuentra cerrado o bloqueado. Necesitaremos influir en él y ubicar qué situación produjo este efecto en nosotros para recuperar nuestra estabilidad emocional.

Para ello necesitaremos un lugar tranquilo, sin posibles ruidos molestos o distractores, podemos poner música relajante si lo preferimos. Y cerramos los ojos. Iremos visualizando una luz blanca e intensa que irá penetrando los centros energéticos de nuestro cuerpo a la vez de equilibrar nuestras energías.

Con los brazos de las manos extendidos y las palmas abiertas, inhalamos profundamente, y a medida que vayamos exhalando, sentiremos un cosquilleo en las palmas de nuestras manos, una sensación de calor o frío. Nuestra mano debe quedar a 15 cms de distancia de nuestro chakra del cóccix y vamos subiendo a nuestro siguiente chakra hasta llegar al chakra de la coronilla, recorriendo todos nuestros puntos energéticos.

Este ejercicio no debe durar menos de 20 minutos y es necesario que no sea interrumpido. Se recomienda llevar ropa clara mejor si es blanca.